Odontología no invasiva

Tiene fama de ser una de las especialidades médicas más TEMIDAS.  Sin embargo  y, a pesar de ello, la homeopatía  logró convertirla en una práctica más humanitaria  gracias al trabajo de profesionales dispuestos a escuchar y atender los temores de sus pacientes, antes de colocarles  el torno en  sus bocas.

Para que ir al dentista deje de ser un trauma

Fuente: Revista Buena Salud

La odontología,  lentamente, está dejando de ser una isla reservada al campo de la alopatía. Es considerada por la mayoría como una especialidad muy invasiva y, en cierta forma lo es, ya que el trabajo se lleva a cabo inevitablemente dentro de la boca del paciente.

Pero lo más importante es la agresión a nivel medicamentoso. Por las dudas antibióticos, por las dudas antiinflamatorios, por las dudas colutorios para combatir la placa bacteriana, por las dudas dosis masivas de flúor. Por las dudas…  dudas.

Los efectos adversos de toda esta artillería -lo saben muy bien los pacientes porque lo padecen a diario- son nefastos, por eso cada vez son más las personas que prefieren las medicinas holísticas que permiten la libre expresión de los síntomas. Consideran que el organismo es sabio y dejan que actúe, y el profesional acompaña para atender cualquier complicación que pueda aparecer.

El rol del odontólogo

Los medicamentos no deben ni pueden reemplazar al odontólogo porque en sus manos está la posibilidad de aliviar y sanar. La medicina tradicional actúa suprimiendo los síntomas siguiendo la ley de los contrarios. Para los homeópatas los síntomas son la expresión de lo que ocurre, esto no es la enfermedad, es el pedido de ayuda, es la alarma que hace que el organismo ponga en marcha su sistema de defensa.

Si acallamos este pedido de ayuda, el individuo pierde poco a poco su capacidad de respuesta. Existe una farmacopea homeopática muy completa, sin efectos secundarios, que permite hacer esta especialidad menos agresiva y más efectiva en el tratamiento de las patologías bucodentales. Cuando el remedio es el adecuado es sumamente útil también en los casos agudos de abscesos, pulpitis, neuralgias y por supuesto en la preparación del paciente cuando debe efectuarse alguna cirugía. Considerando al hombre como una unidad, no puede ser dividido en partes ni separado de su entorno social, cultural y espiritual; podríamos decir que cualquier problema que surja en la boca, pertenece a una desarmonía o desequilibrio más profundo.

La mirada holística

Muchos odontólogos reciben en sus consultorios pacientes que arrastran patologías crónicas porque no se llega a las causas de su enfermedad.

La boca, en la mayoría de los casos, es uno de los primeros emergentes de problemas a nivel emocional. Pérdidas afectivas, económicas, fatiga, agotamiento, cansancio por situaciones displacenteras que se repiten, baja autoestima, tienen su vía de salida a través de signos como aparición repentina de caries, encías que se inflaman y sangran, llevando a la movilidad dental y a la aparición de procesos infecciosos recurrentes. Cada boca es absolutamente personal e individual y posee las características de la persona en su conjunto; y cada diente se relaciona con todas las células del organismo. Es en este sentido, donde se debe prestar atención y decir que un diente puede ocasionar trastornos a distancia y viceversa. Cada órgano, según los meridianos de acupuntura, corresponde con un sector dentro de la boca. La cantidad de metales en amalgamas, prótesis de cromo, coronas de acero, también son perjudiciales para la salud creando corrientes dentro de la cavidad bucal que son detectadas muchas veces en los pacientes más sensibles y que ocasionan el gusto metálico desagradable y hasta inconvenientes más severos de problemas gastrointestinales, irritación en las mucosas, debiendo ser eliminados. A su vez se ha relacionado la eliminación de iones de mercurio que se quitan durante la masticación, comidas muy aciduladas y calientes y también el apretamiento de los dientes,  con enfermedades más severas como la esclerosis múltiple y el mal de Alzheimer. En síntesis, la mirada debe ser en la totalidad y la boca pertenece a esa totalidad. La propuesta holística se basa principalmente en:

  • Materiales para las obturaciones sin metal.
  • Prótesis flexibles, cómodas y sin ganchos que      perjudican los dientes que los soportan.
  • Remedios que se prescriben con excelentes resultados.
  • Pastas y enjuagues naturales, a base de ratania,      mirra, salvia y caléndula.
  • Árnica para los       pre y post operatorios que       actúa como      antinflamatorio aliviando el dolor y las hemorragias.
  • Antimonium tartárico para prevenir complicaciones en      la cirugía oral.
  • Belladona en los casos       agudos de dolor, abscesos y pulpitis.
  • Hiperycum, conocido por aliviar dolencias en los      recorridos de los
  • nervios, usado en endodoncia, al igual que Ruta en las      molestias de periostio.
  • Las calcáreas, carbónica, phosfórica y fluórica como prevención de      caries.
  • Silicea y Hepar en casos de procesos infecciosos.

Estos son algunos medicamentos con que se cuenta, por supuesto, en manos expertas y con una preparación dentro de la  homeopatía unicista que atiende cada caso en particular, realizando un interrogatorio exhaustivo al paciente. No existe un solo remedio que cure todos los dolores de muelas, sino que hay que buscar el que cubra todos los síntomas de la totalidad característica para cada tipo de patología.

Cómo vencer el temor al dentista

Algunos pacientes experimentan temor y angustia cuando visitan al odontólogo, impidiéndoles dormir la noche anterior. Este sufrimiento se ve traducido no sólo por experiencias de maltrato recibido, sino por conflictos expresados en la boca. Por eso es tan importante conocer la historia biopatográfica, ya que el síntoma no es casual ni arbitrario. En la boca están expresadas las emociones más primitivas de placer, dolor, agresión y pérdida. Recordemos que el primer contacto con el mundo exterior es a través de ellos.  La situación resulta de por sí estresante si se tiene en cuenta la posición que adopta el paciente en el sillón que lo deja en un estado de indefensión, sumado a que en muchos casos llega con dolor. Se completa así un cuadro en el que es necesario actuar apoyado en otras disciplinas. El encuentro con el dolor es un tema central en la atención odontológica y los parámetros a seguir, podrían ser: contención, modalización, superación, resultado exitoso…   Además, la medicación homeopática funciona de forma rápida y efectiva en los cuadros de dolor agudo.

La medicación que utiliza la odontología homeopática

La medicación más utilizada en casos de odontofobia, como siempre dentro del marco de la totalidad de los síntomas, puede ser:

  • Aconitum: es el remedio del      shock del      pánico. La boca está seca.
  • Argentun nitricum: paciente muy ansioso, hablador por      la  situación, se mueve, toma      una  revista, luego otra…
  • Ignatia: pacientes sensibles, se sienten enfermos,      empeoran por el café, el tabaco, la pérdida de un amor, un duelo.
  • Gelsemium: remedio de los temblores acompañado de  diarreas,  pálidez.
  • Arsenicum album: en alguien friolento, fastidioso, con      ansiedad por su salud.
  • Coffea cruda: unos días antes de la visita,      sensibilidad, excesos de pensamientos, sensibles al ruido, pide apagar la      música. El dolor mejora con agua fría.
  • Chamomilla: en niños fastidiosos, irritables, que no      desean cooperar y tiran los juguetes cuando los quieren calmar, mejorando      cuando son llevados en brazos.

, ,

One Response to Odontología no invasiva

  1. webmaster 7 septiembre, 2011 at 14:44 #

    Interesante artículo

Deja un comentario

Código de seguridad *